• INICIO
  • (+34) 93 339 13 29
  • ZONA PRIVADA

Belleza & Salud

PediluvioAtrás

Este tratamiento se ha convertido en uno de los puntos indispensables de cualquier circuito termal. Y es que si lo que quiere es reactivar la circulación de sus piernas, este método puede convertirse en uno de sus grandes aliados. Se trata de un pasillo que tiene un sistema de chorros de agua laterales bitérmicos (se alterna el agua fría y el agua caliente, además de diferentes presiones) y cantos rodados en el suelo que activa la circulación.

Con un paso tan sencillo como pasear sobre esas pequeñas piedrecitas mientras recibimos el efecto del agua en las piernas y los pies, conseguiremos prevenir, mejorar y aliviar trastornos circulatorios.

Además, se activa la circulación en las plantas de los pies, a la vez que estimulamos los puntos de energía que controlan el resto del cuerpo y eliminamos la sensación de pesadez.

Beneficios

  • Reacción nerviosa: reacción de sensibilidad, varía según la temperatura del agua
  • Con el agua fría se excita en su más alto grado de sensibilidad periférica, especialmente los vasos superficiales, lo que hace que el sistema nervioso recobre y aumente el tono, de ahí que esta reacción sea eminentemente tónica. El agua caliente produce sobre el sistema nervioso un efecto sedante y ligeramente tónica
  • Reacción circulatoria: se concentra en producir, según la temperatura del agua, la vasoconstricción o la vaso dilatación. Al contacto con el agua fría, los vasos periféricos se contraen, palidece la piel y el corazón reduce sus latidos aumentando la presión arterial. Pasados unos momentos la piel se enrojece, baja la presión arterial y el corazón acelera sus latidos. Con el agua caliente
  • Proporciona distensión nerviosa
  • Relajación muscular
  • Estimulación del sistema circulatorio
  • Atenúa dolores de articulaciones
  • Reduce los efectos del estrés