• INICIO
  • (+34) 93 339 13 29
  • ZONA PRIVADA

Belleza & Salud

Baño de vaporAtrás

El baño de vapor es un habitáculo cerrado y estanco, diseñado para ser ocupado por varios usuarios sentados o acostados, construido con la combinación de diversos materiales cuya característica común es la resistencia a la oxidación y a la temperatura. Este habitáculo incorpora un equipo eléctrico cuya función principal es la generación e inyección de vapor en el interior de la cabina, controlar y regular la cantidad de vapor y temperatura automáticamente. Este es el factor más importante de las cabinas de vapor.

CLIMA ESPECIFICO VAPOR: Temperatura: 43 – 46 ºC Humedad: 100 % HR (Humedad Relativa)

Características

  • Distensión Nerviosa. Relajación
  • Dilatación ramificaciones respiratorias. Oxigenación
  • Humidifación vías respiratorias. Suavización
  • Vaso dilatación periférica. Estimulación de la circulación
  • Limpieza de toxinas de la piel. Sudoración
  • Evita resecación de la piel
  • Retrasa aparición de arrugas
  • Hidrata la piel y le da mayor tersura, suavidad y belleza

Cómo tomar el baño de vapor

El beneficioso efecto terapéutico del baño de vapor no es inmediato, por ello las sesiones deben realizarse de forma regular.

  • Ducha de agua caliente. Inicio del proceso de apertura poro
  • Secarse correctamente todo el cuerpo
  • Entrada en la cabina
  • Permanecer en la cabina entre 10 – 35 minutos. Antes de salir es aconsejable permanecer sentado 2-3 minutos si ha tomado el baño acostado
  • Salida del baño de vapor. Ducha con agua fría o caliente según su propio gusto
  • Un baño de caliente de pies favorece la circulación sanguínea
  • Iniciar fase 3. Fase de repetición
  • Fase de reposo: esta fase es importante ya que complementa el proceso de relajación
  • Ducha de nuevo con agua templada, para eliminar todo el sudor
  • Si lo desea puede ingerir agua

Beneficios del Baño de Vapor

De mascarilla de belleza para la cara a beneficioso tratamiento para el cuerpo, el vapor puede ser útil en muchos aspectos: para devolver al rostro la luminosidad perdida, para depurar y desintoxicar la epidermis corporal . También para descongestionar las vías respiratorias y prevenir los resfriados típicos de esta época otoñal.

¿ Por qué es bueno?: El vapor dilata los poros de la piel, favoreciendo la transpiración y la limpieza en profundidad. Es adecuado para los adolescentes con acné y para los hombres, porque alisa y suaviza la piel, lo que les permite afeitarse mejor.

Contraindicaciones: La mascarilla de vapor no está indicada para quien sufre de dermatitis ni para quienes tienen problemas de vaso-dilatación.

El Baño de Vapor en Profundidad

Para depurar el cuerpo lo mejor es practicar el baño de vapor llamado también baño turco, porque recupera los principios del "hammam", la modalidad de origen turco practicada en Oriente desde el siglo XVIII. Hacer una "inmersión" en nubes de vapor cliente es ideal para purificar la piel del cuerpo y eliminar, a través de la epidermis, suciedad y toxinas.

¿Por qué es bueno?: Al dilatar los poros de la piel, el vapor permite una limpieza profunda y duradera que deja la epidermis lisa y aterciopelada. El flujo del vapor caliente y húmedo contribuye, además, a combatir los problemas de las vías respiratorias: garganta, nariz y bronquios son sometidos a efectos muy beneficiosos. Por otro lado, desarrolla un efecto calmante sobre el sistema nervioso porque permite una total relajación.

Contraindicaciones: Los baños de vapor no se aconsejan a quienes padecen trastornos de presión o a quien presenta problemas de venas varicosas.

Tratamiento: Antes de comenzar el baño de vapor, es recomendable darse una ducha rápida y secarse bien para mejorar la transpiración de la piel. Después, se entra en el recinto dotado de una serie de orificios de los que sale el vapor y donde hay dispuestos bancos y camillas. La persona se sienta o se estira relajada durante 5 ó 10 minutos . Transcurrido este tiempo, el tratamiento puede finalizarse con una ducha fresca.

Si se quiere sudar aún más, lo mejor es pasarse 10 minutos adicionales en la sauna. Inmediatamente después, se termina con una ducha fría, que ejerce un efecto tonificante. Por último, antes de vestirse, es necesario descansar al menos durante 10 minutos.

Precauciones: Antes del tratamiento, es necesario beber agua o zumo para compensar la deshidratación que conlleva la sudoración.

Para no padecer bloqueos digestivos o sentir náuseas, es conveniente no tomar el baño de vapor tras haber comido mucho o con el estómago completamente vacío.

Para finalizar y completar el tratamiento, va bien darse una ducha fresca, secarse mediante un masaje y aplicar sobre la piel una crema hidratante.

No es una sauna: No hay que confundir el baño de vapor con la sauna porque son dos tratamientos distintos, aunque ambos estimulen la sudoración, permitiendo eliminar las impurezas del organismo. El baño de vapor ejerce su acción a través de calor húmedo, que se genera en un recinto saturado de vapor acuoso y ejerce una acción profundamente relajante. No es una sauna.

No hay que confundir el baño de vapor con la sauna porque son dos tratamientos distintos, aunque ambos estimulen la sudoración, permitiendo eliminar las impurezas del organismo. El baño de vapor ejerce su acción a través de calor húmedo, que se genera en un recinto saturado de vapor acuoso y ejerce una acción profundamente relajante.

El "hammam"

El antepasado del baño de vapor es el baño turco, el "hammam", que en los países orientales se practica a todas horas como si fuese una especie de ritual. Nacido como "baño público", para la cultura oriental el "hammam" es el lugar que permite olvidarse durante un rato de las obligaciones y preocupaciones de la vida cotidiana para dedicar un poco de tiempo al cuidado del cuerpo y, a través de la relajación y el silencio, también de la mente.

La idea del baño turco se debe al sultán de Constantinopla que, en el siglo XVIII inspirándose en las antiguas termas romanas, hizo construir en edificio similar para sus súbditos, uno para los hombres y otro para las mujeres. Rápidamente nacieron baños turcos por todos los rincones de la ciudad, convirtiéndose en lugares para el deleite, y en puntos de encuentro entre hombres de negocios y entre amigos.

Está concebido como una especie de "viaje de purificación" : tras haberse desnudado, con un pañuelo o tela alrededor de la cintura, se pasa a una habitación en la que la temperatura es templada. Se permanece allí durante unos 5 minutos para que el organismo se habitúe al calor, después, se pasa a otro ambiente, más oscuro y caliente ( el vapor sale de caños situados en el suelo ) , donde se espera otros 5 minutos, antes de dirigirse al "hammam" propiamente dicho.

En él, la temperatura es de unos 50º C y la iluminación muy escasa. La persona se tumba, permanece un cuarto de hora entre los vapores , después se da una ducha en la segunda estancia y descansa. Regresa al primer ambiente, donde es enjabonada , frotada con una piedra pómez por todo el cuerpo y masajeada con energía. Finalmente, en la estancia de relax, se acomoda sobre cojines, en ocasiones es "bañada " en perfumes y bebe el clásico té a la menta.

Inicios

La historia del baño de vapor se puede remontar en la antiguedad. Popular entre los Griegos antiguos, el baño de vapor fue adoptado posteriormente por los Romanos mientras que el “Sudatorium” que formó parte de los baños romanos del período a través de la influencia del imperio romano. En Turquía, el baño de vapor, o “Hamam” ha sobrevivido millares de años, y con él nuestro uso continuado del término “baño turco”. La práctica se separó a la Rusia norteña también, donde era conocido como el “Banja”. Mientras que los baños de vapor también fueron construidos en Europa, su extensión era probablemente limitada en primer lugar por problemas técnicos (principalmente en la regulación de la temperatura del vapor) y debido a los altos costes de inversión que implicaba. Hoy sin embargo, los nuevos progresos tecnologicos en el vapor han permitido instalar baños de vapor casi en cualquier lugar por un precio razonable.

¿Que es un baño de vapor?

Similar a la sauna en que induce el sudar, pero con condiciones atmosféricas enteramente distintas, el baño de vapor no sólo relaja y renueva la energía, sino que también promueve la salud y belleza. Funciona con la maxima eficacia posible, temperaturas de entre 43C (110F) y 46C (116F) y una humedad relativa por encima del 100%. En un baño de vapor, el vapor (o termino más científico correcto, NIEBLA) debe estar presente de forma permamente. Esto requiere un generador eficiente de vapor, un sistema de control exacto y una cabina de vapor bien aislada para prevenir la perdida de vapor.

Investigación científica

Entre 1983 y 1986, en la universidad del Instituto Munich de Balneologia fueron conducidas pruebas comparativas para determinar los efectos del sauna, del baño de vapor y del baño en el cuerpo humano debido a la incertidumbre que había rodeado previamente el baño de vapor. Los baños de vapor no se deben recomendar o prescribir a los clientes con patología cardiaca sabida.

La energía radiante se convierte en calor cuando es absorbida por las células que viven. Los agentes físicos pueden además influenciar indirectamente el SISTEMA ENDOCRINO así como el equilibrio ELECTRÓLITO. La RESPUESTA BIOLÓGICA al “empuje” del estímulo físico del SISTEMA HORMONAL VEGETATIVO es una reacción adaptativa, que implica la corteza suprarrenal y aumenta los esteroides de la sangre. De hecho, la correlación entre los esteroides suprarrenales y de la sangre puede ser un factor importante de esta forma de hidroterapia. Si es así la intensidad (o la dosis) del estímulo físico determinará la “tensión” de este programa de la hidroterapia.

La temperatura es crítica

Efectos Fisiologicos: El cuerpo intenta aumentar su pérdida de calor especialmente a traves de la piel y los pulmones. Si la temperatura ambiental excede la del cuerpo, la única manera de perder calor es sudar. El cuerpo no puede mantener una temperatura constante cuando la temperatura ambiental da un salto como ocurre en un baño de vapor o sauna, y así que la temperatura del cuerpo comienza a subir. Mientras que la circulación cutánea aumenta, el calor es aceptado más fácilmente por el cuerpo. Una circulación reducida en la piel reduciría la subida de temperatura del cuerpo, pero esto no es posible. La subida de temperatura del cuerpo depende principalmente (a) de la temperatura y del contenido de humedad del baño de vapor, (b) la capacidad de sudoración del bañista, y (c) el tiempo que se baña. Las temperaturas del cuerpo se han adaptado para extenderse de 37.6C (99.6F) a 40C (104F). Así, los cambios fisiologicos que ocurren durante el baño son debidos en parte a la subida de la temperatura del cuerpo y en parte a la influencia de los reflejos de los sistemas hormonales y nerviosos, que procuran aumentar la pérdida de calor.

Los resultados de la investigación revelaron que, dados los valores correctos de temperatura y duración, un baño de vapor produce el mismo efecto termal sobre el cuerpo que una sauna y es igualmente beneficioso. Esto es debido al hecho de que el nivel de saturacion de humedad en un baño de vapor es compensado por temperaturas más bajas que las encontradas en una sauna. El disfrute y las ventajas que el baño de vapor produce dependen críticamente de la temperatura correcta fijada y mantenida. En un baño de vapor, la temperatura óptima es de entre 43-46C (110-116F). Estas temperaturas no sólo son las más agradables, son también las más beneficiosas.

Más efectos del baño de vapor

Un baño de vapor es salud agradable. Como actividad de apoyo, un baño de vapor se recomienda especialmente para aliviar las condiciones enumeradas abajo en virtud de su alto contenido del vapor y de las ventajas generales del calor húmedo. La lista fue confirmada por la investigación realizada en el instituto de Balneologia médico y la climatología en la universidad de Munich: Asma bronquial, bronquitis, catarro de la zona respiratoria superior, toses, garganta áspera, quejas reumáticas no agudas.

Además, como medida de apoyo el baño de vapor es otra vez beneficioso para las personas que sufren de: Trastornos del sueño, particularmente a través excitabilidad del excedente, circulación pobre de la piel, piel seca, agrietada, tensión muscular, debilidad muscular en los vasos sanguíneos subcutáneos, y sensibilidad a los cambios de temperatura repentinos.

Una gran ventaja del baño de vapor recae en su efecto altamente beneficioso sobre la piel, una característica apreciada particularmente por las mujeres. El calor húmedo estimula el flujo subcutáneo de la sangre y limpia la piel de forma intesiva, abriendo los poros, quitando la piel muerta y las impurezas y dejando que la piel se sienta suave, limpia y sedosa.